Foto cortesía patrimonioaudiovisual.org
Foto cortesía patrimonioaudiovisual.org

Hasta principios del año 2019, en Argentina no existían proyectos preocupados por colaborar con la preservación del patrimonio audiovisual que provenía de los archivos fílmicos familiares. Fue durante marzo pasado, cuando surgió la Sociedad por el Patrimonio Audiovisual, un proyecto sin fines de lucro, conformado por un grupo de profesionales en la materia y liderado por Fernando Madedo.

-Las películas hogareñas son un material al que muy pocos le dan valor, mientras que para nosotros es un documento histórico y cultural.

El equipo de trabajo está formado por especialistas dedicados a la preservación audiovisual, tanto en áreas técnicas, como teóricas, tales como diseñadores de imagen y sonido, restauradores fílmicos o técnicos químicos en conservación

-Somos un aproximado de diez personas; colegas y profesionales que decidimos fundar una entidad para hacer algo con la sociedad civil: velar por el patrimonio audiovisual argentino. 

 

El archivo de Orson Wells

Pese al corto tiempo de vida de la asociación, Fernando Madedo asegura que hay grandes avances, uno de ellos el rescate de un material inédito que documenta el paso del cineasta estadunidense George Orson Welles por Argentina, en el año de 1942.  Fernando narra que Orson Welles estuvo 48 horas en Buenos Aires participando en la entrega de los premios de la academia argentina de Hollywood. 

-El director estadunidense estaba grabando un documental en Brasil, pero arribó a Buenos Aires para hacer unos chequeos sobre el mismo documental, y como su película “El  ciudadano” estaba nominada como mejor cine extranjero, fue invitado no solo como personalidad, sino también por su obra de arte. Lamentablemente no ganó, pero tenemos la cinta que documenta la ceremonia y su paso por Argentina. 

Fue gracias a un coleccionista y aficionado al cine que dieron con el material en marzo de 2019. Desafortunadamente la cinta se encontraba muy deteriorada, por lo que fue llevada a Polonia para recibir un tratamiento químico, y así poder tener las condiciones óptimas para su digitalización.

 -A través de la fotógrafa Paola Rizzi contactamos al coleccionista. El hombre tenía una gran cantidad de materiales de 16 milímetros que filmaba como un aficionado, entre  ellos estaba el video de Orson. 

 

Cortesía patrimonioaudiovisual.org
Foto cortesía patrimonioaudiovisual.org

 

Las películas hechas en casa

La Sociedad por el Patrimonio Audiovisual resulta ser una oportunidad para rescatar materiales con un valor sentimental y de identidad nacional, pues en muchas cintas aparecen familiares que ya no están vivíos y resulta grato volver a recordarlos. 

 -Hay gente que tenía cintas guardadas por mucho tiempo y no sabían qué hacer con ellas o cómo tratarlas; en muchos casos estos materiales ya desprendían un aroma extraño y la gente no sabía a qué se debía. También hay materiales que las familias no tenían como visualizar como los Pathé Baby con rollo de 9.5 milímetros, cintas muy populares durante la década de los treinta. Por ello la respuesta del público es de mucho agradecimiento, es una forma de recuperar su propia historia, y eso es gratificante para la asociación. 

Dentro de los materiales caseros también hay filmaciones de la ciudad de Buenos Aires, tomas que posiblemente sirvan como herramientas en disciplinas académicas como historia, sociología o antropología. 

Hasta el momento la Sociedad por el Patrimonio Audiovisual trabaja con la inspección, limpieza y reparación de las cintas para que estas puedan ser reproducidas. Todavía no cuentan con el equipo necesario para llevar a cabo los procesos de digitalización, debido a que es un proceso costoso y la sociedad aún no ha generado fondos para hacer posible esta tarea. Otra de las grandes dificultades para el equipo es que no tienen un espacio para guardar el material fílmico.

Fernando Madedo explica que en Argentina no hay una bóveda de nitrato que cumpla con los estándares internacionales para resguardar los soportes restaurados. Sin embargo, la Sociedad por el Patrimonio Audiovisual sigue trabajando con los materiales para alargar su calidad de vida y extender recomendaciones a las familias sobre cómo conservar sus cintas. 

-Cuando la gente nos pregunta dónde llevar el material, no les podemos decir que lo lleven a tal lugar y que así estará a salvo, sería mentirles. Podemos decirles que lo lleven al Museo del Cine, en donde hay personal capacitado para el tratamiento de las cintas, pero hay que ver si este museo tiene la capacidad de recibir los materiales. El espacio no es muy grande.

La preservación en la academia 

El Presidente de la Sociedad por el Patrimonio Audiovisual reitera que dentro de los objetivos del proyecto, destacan el generar conciencia sobre la importancia de restaurar los materiales audiovisuales fílmicos -tanto públicos como privados-, conseguir fondos para seguir trabajando y  lograr que la preservación del patrimonio sonoro y audiovisual sea prioridad para la academia

-Hasta el año pasado no había asignaturas que hablaran sobre estos temas, pero la Universidad Nacional de las Artes ya cuenta con un taller de preservación audiovisual. También he fundado la primera carrera en preservación y restauración audiovisual en la Universidad de Buenos Aires.