Cambio recíproco de una cosa entre dos o más personas o instituciones. Aplíquese este término, en el campo de la gestión de patrimonio cultural y documental, al cambio recíproco de unidades documentales duplicadas o existentes en exceso (más de 5 ítems) en el acervo que se ofrecen a instituciones afines y pares para el mejor desarrollo de las colecciones. Ejemplo: en los archivos fílmicos es frecuente celebrar intercambios de copias de proyección, nuevas o usadas pero en buen estado de conservación. Estos intercambios de copias excedentes se celebran con base al total de metros de película para establecer un intercambio recíproco, y una vez que los derechos de autor y de exhibición no sean un obstáculo en el país de recepción. Generalmente, estos intercambios se realizan con materiales en dominio público o con aquellos títulos que el archivo se ostenta como el titular de los derechos patrimoniales de autor. De esta manera se cumple con el principio del intercambio, la reciprocidad de consideraciones y servicios entre corporaciones análogas o afines.