Dentro de los discos más populares se encuentran los discos de vinilo de 33 rpm, por lo general de 30 centímetros de diámetro. Estos discos de cloruro de polivinilo comienzan a suplantar los compuestos de goma laca en la fabricación de discos comerciales, los cuales se introdujeron por primera vez a principios de 1930.

Existen otros tipos de discos hechos en gel, los cuales son de gran formato (41 centímetros de diámetro), que se distinguen por su tamaño, por ser traslucidos y por ser maleables. Estos también se grabaron a 33 rpm y tenían varios surcos.

 

(Fuente. La Conservación en un Archivo Sonoro. Autor. Mariela Salazar Hernández

Primera edición 2018. Producción. Fonoteca Nacional/Secretaría de Cultura. Ciudad de México)